Aragua: El dulce corazón del Centro.

"Aragua… El dulce corazón del Centro

Espigas de caña de azúcar en La Victoria.

Ca_averal_arague_o.jpg

Costa fecunda en tradiciones y cacao; montañas llenas de una diversidad que permite adentrarse en sus especies de flora, o despegar desde ellas al vuelo de un parapente. Urbanismo creciente y estratégico; así es el Estado Aragua, un corazón que palpita y que bombea oxígeno, en dosis disímiles al resto del país.
Aragua se encuentra en la zona centro norte costera del país, con una amplia gama de escenarios en su geografía, lo que le da la oportunidad de realizar distintas actividades económicas.
Su ubicación geográfica determina el carácter de Aragua, territorio diverso, palpitante corazón del centro venezolano, donde distintas culturas, que confluyen con su aporte y su tesón, más un sinfín de recursos, le permiten a este estado de 7.014 metros cuadrados soñar con la grandeza. 

El encuentro de todos los caminos es una de las etiquetas que más se utiliza para describir a esta tierra, encrucijada natural de Venezuela, que fue fundada como entidad en 1848. 
Pero el impulso innegable para el desarrollo le llegó de la mano de Juan Vicente Gómez, cuya presencia signó a la región. 
Desde 1906, incluso antes de presidir el país, Gómez se instalaba en Maracay, como centro de mando, dándole a la ciudad un fuerte dinamismo. Los primeros grandes desarrollos modernos en turismo, agricultura, infraestructura y vialidad, muchos de los cuales todavía persisten, se dieron en este oscuro período de profunda opresión para el país. 
La escogencia del territorio que hizo Gómez se basaba en principios fundamentales de logística y de recursos que siguen siendo válidos en la actualidad. 

Para tomar en cuenta. 

Se podría llegar a pensar que las bondades del terruño aragüeño son infinitas, pues se encuentra en la zona centro-norte costera del país, con una amplia gama de escenarios en su geografía, lo que le brinda la oportunidad de llevar adelante distintas actividades económicas. 
Además de los múltiples recursos naturales con los que cuenta, el estado goza de una vialidad que lo interconecta y que le brinda un apoyo de alto valor a su sector productivo. 
La Autopista Regional del Centro, aun cuando en la actualidad pareciera desbordada por el tráfico vehicular, tiene margen de expansión en caso de que así se decidiera. La Panamericana y las vías que avanzan hacia la región llanera son otras de las carreteras que apuntalan el potencial de la entidad. 
El estado está flanqueado por dos puertos de alto peso, Puerto Cabello (Carabobo) y La Guaira (Vargas), que juntos centran un 80% de la actividad portuaria nacional. Muchas de las mercancías al salir de estos puertos se desplazan hacia sus destinos pasando por Aragua. 
También tiene la cercanía de dos aeropuertos clave, el de Maiquetía (Vargas) y el de Valencia (Carabobo), que suman cerca de la mitad de la torta de los vuelos nacionales y más del 90% de la de los vuelos internacionales, a lo que se suma que centran el mayor volumen de la carga aérea internacional. 
El desarrollo de la nueva red ferroviaria nacional, que en buena medida se extiende por el estado, añadirá pujanza a todas sus actividades. 
Aragua ha tejido un sistema industrial fundamental para el país, donde puntean las procesadoras de alimentos, aunque manufacturas de plástico, vidrio, pinturas, textiles y papel, entre otras, se suman a esta fuerza productiva y empleadora, en un estado cuya densidad poblacional está por encima del promedio nacional. 
La explotación de minerales no metálicos es parte del potencial de la región que cuenta con arenas, agregados y caliza. El níquel destaca entre los minerales metálicos en explotación. 

Cuna agrícola 

Los valles de Aragua son conocidos por dar la bienvenida con la dulce presencia de la caña de azúcar que, al florecer, hace que quien atraviesa el estado por las vías rápidas que lo surcan sientan que una gran cobija rosada arropa esas tierras fértiles que salen al paso para acompañar a los visitantes. 
La tradición de la caña en una parte del territorio ha venido cambiando por decisión de las autoridades, cuyos estudios sobre el uso de la tierra apuntan hacia el impulso de otros cultivos. La evolución de estos planes marcará el empleo de las tierras que, en definitiva, son de alta vocación agrícola. 
Pero más allá de la caña, Aragua tiene el aval de sus diversas siembras, donde destacan maíz y cacao, un rubro fundamental de la costeña zona de Chuao, de cuya producción el 90% se destina a la exportación. 
En el sur del estado hay unas 350 mil hectáreas de tierras sobre las cuales se han hecho diversos planes productivos. Algunos apuntan a la actividad forestal de cara a preservar las reservas acuícolas de la entidad. 
En Aragua está, entre otros, el embalse de Camatagua con capacidad de 1.543 millones de metros cúbicos, que sirve para atender la mitad de la demanda de agua de Caracas. 
El sistema hidrológico total es amplio, con parte del Lago de Valencia, la laguna de Taiguayguay y ríos como el Aragua, pero su aprovechamiento está condicionado al desarrollo de planes de saneamiento y a una mejor planificación de la red de aguas servidas. 

Con todo 
Aragua ofrece llanuras, montañas, zonas escarpadas, costa, bosques tropicales, pueblos montañeros de gran atractivo como la Colonia Tovar, lo que le ha dado un gran impulso a su industria turística. El emblemático hotel Jardín (actual gobernación del estado), diseñado por Carlos Raúl Villanueva a petición de Juan Vicente Gómez, es una muestra de esto. 
Actualmente hay una sólida red de hospedaje, con una gama de posadas en la costa, pero el esplendor en el desarrollo de la infraestructura turística parece haber quedado en el pasado. 
La inmensidad de la costa, con Cata y Choroní como playas emblemáticas, más allá de ser aprovechable por su encanto turístico también lo puede ser por su amplio potencial pesquero con especies como cataco, jurel, mero y sardina. 

Pero Aragua es mucho más. El pico Codazzi, el Parque Nacional Henri Pittier, el Santuario de la Madre María de San José, la espontaneidad de los artesanos de Magdaleno, los tambores en la costa y el Complejo Cultural de Maracay son una muestra de la paleta de opciones que esta tierra brinda."

Fuente: publicación del perfil de facebook de la Sra. María Dávila de López

|

Comentarios

Es una zona muy bonita, mi hermana estuvo ahí y me ha enseñado unas fotos espetaculares. Muy bueno el post, vale la pena visitar estos lugares sin ninguna duda.

-----------------

Dieta Cetogénica

Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar